sábado, 13 de marzo de 2010

Cuando trato de no pensar pongo música muy alta. Suele ser música en inglés.
Canto gritando una letra que invento sobre la marcha,
doy vueltas y más vueltas,
doy pequeños saltos con los pies muy juntos,
abro las ventanas y chillo mientras cierro los ojos muy fuerte.
Otras veces sonrío a carcajadas e intento pensar que quizá no todo es tan malo.
¿Qué puede importarme a mi lo que opine la gente?
No necesito a nadie para ser feliz, estoy viva y eso es suficiente.
Pero luego siempre me quedo triste, y me siento sola de nuevo...

4 comentarios:

Baphomettt dijo...

ERES MARAVILLOSA.

Sé que a veces todo se complica, y al sentirnos nosotros más frágiles y vulnerables, se enreda aún más. Pero no olvides que en gran medida se debe a tu percepción, que ahora no es la que es siempre. Como te dije, pasará, y esa sensación desaparecerá. Volverás a ser la misma de siempre. En realidad, nunca has dejado de serlo, pero ahora te sientes perdida. Te lo digo por experiencia.

Muchos besos, preciosidad.

La mujer esponja dijo...

Supongo que tienes razón, pero tengo que aprender a estar sola (¡y no me gusta!) Y me desespero, y grito,y me muerdo las uñas, y todo porque pienso que en realidad no es todo tan complicado.

Me gusta mucho que me escribas, me gustan tus puntos de vista.

¡Gracias! :)

Anónimo dijo...

Mujer Esponja ! no estás sola , mientras escribes estas líneas donde te sinceras ,estás en la mente de cada uno que te lee o al menos eso piensa este vulgar tipo

La mujer esponja dijo...

Dudo mucho que seas vulgar pensando de ese modo.

Gracias :)