jueves, 23 de septiembre de 2010

La alergia a vuelto a mi vida, con lo que las montañas de "clinex" invaden el piso por doquier.
También las botellas vacías y los nidos de arañas, pero eso ya es otra historia.

3 comentarios:

Fènix dijo...

En mi humilde opinión los nidos de arañas merecen una entrada.

La mujer esponja dijo...

jajajajaja

ok, lo tendré en cuenta. Pero aviso que es un hecho demasiado sórdido para la mente humana...

Fènix dijo...

Nadie habló de humanidad por mi parte...
Andaré al acecho